El día a día


Todos los me levanto, busco algo que comer, enciendo la radio y me pongo a revisar mi palm (asistente personal) sobre lo que deje pendiente del día anterior o lo que planifiqué hace tiempo para hacer este nuevo día que me levanto. Confieso que es un habito nuevo que me he impuesto o trato de recuperar para ser mas eficiente, a la larga no se si la eficiencia compensara lo mecánico que puedo llegar a ser. ¿?

El tener todo el día planificador agobia y puede llegar a estresar, estresar porque son metas diarias que yo mismo me obligo a tener, aprendí a planificar a mediano, largo y corto plazo tratando de llevar el registro de lo que hago y como lo hago, como una especie de bitácora para recordar y enmendar errores, realmente es una buena practica, "el que escribe no olvida", es un buen consejo el hacerlo con cierta frecuencia para que sea un habito, pero también es cuestión de sentido común el no permitir que ESA misma practica me llegue a embeber completamente permitiéndole que se robe mis espontaneidades, llegando al punto de consultarla para saber cuento tiempo me queda o cuanto tiempo me atrase. Supongo que con el tiempo aprenderé a tener un balance, supongo que registrare solo las cosas laborales obligándome a mantener en mi memoria lo que sea de tipo familiar o sentimental, en caso extremo apuntarlo mas no hacer que esto se convierta en una rutina, una cosa es el trabajo otra cosa la familia.

Me imagino que separar los hábitos que me hacen tan bueno en mi trabajo con los que quiero tomar para ser un miembro familiar, no quiero empezar a colocarle código de inventario y empezar a llamar a mis padres PP-01 y MM-01 ja, es solo sentido común. Las cosas en la familia y el trabajo son cosas diferentes, pos supuesto algunos hábitos laborales (como el orden) no deberían de ser diferentes pero OJO estos si lo son, conozco algunos compañeros que en el trabajo son un santuario a la publicidad y orden pero en su casa es un santísimo relajo!, no debería de ser así.

Espero que mi nueva tendencia al orden por medio de mi palm me recuerde buenos hábitos que debo de mantener siempre en mente, hasta el punto de no tener que necesitarla de nuevo hasta que tenga unos ochenta años, y ella me seguirá esperando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s