Lo que hay que hacer para aprender


Pueden enseñar a un niño a leer, a escribir, comer con cubiertos y que vaya al baño solo, luego este mismo niño pasa a ser adolescente y se le supervisa para que aprenda a conducir, comportarse correctamente, a que tome sus propias decisiones.

Al igual que muchos el aprender a montar en una bicicleta es un acto que necesita de al menos una caída, esta caída nos indica la forma en como no hay que hacer las cosas, quizá nos inclinamos demasiado a un lado y eso nos hizo perder el equilibrio o movimos demasiado el manubrio… o muchas cosas mas.

Hoy por hoy es muy difícil ver a un deportista extremo que no haya sufrido una caída que recuerde, esta caída marco su limite o trazo una nueva meta.

Esto no solo queda en el deporte, en mi caso aprendí que si no quería ir al dentista por trabajos largos y dolorosos, mejor me cepillaba los dientes lo mejor que podía, admito que fueron tres años de visitas periódicas para corregir 12 años de malas practicas.

También aprendí la forma mas segura de conducir, luego de dos accidentes memorables, uno por confiado y el otro por preciso, hoy me verán conducir sin confiarme y con un tiempo mas o menos holgado.

Aprendí como seleccionar a mis amistades, a quien darle mi confianza y el grado de confianza, de mi propia cuenta aprendí a ser reservado con las cosas que pienso porque vi que no todos las toleran y a otros simplemente no les importa.

Calculo mejor las cosas, tengo una extraña capacidad de interpretar lo que me rodea dándome una ventaja sobre las personas que no lo hacen, esto ayudado a poder detectar que personas pueden tolerar o aceptar algo que yo les diga me permite tener el control sobre casi cualquier conversación, en caso quiera o necesite hacerlo, ¿ manipulación esta pensando? , – puede ser-  pero no lo es cuando no lo nota.

Soy partidario de que muchas de las cosas de la vida se aprenden por experiencia propia, aunque no discuto que hay “sabios” que son capaces de hacer propias las experiencias de otros y esto le permite cometer otra gama de errores que pueden o no acabar en un post como estos, y no, no me considero un sabio; solamente una persona que ha metido la pata mas de lo necesario.

Luego del aprendizaje por carne propia, viene el ser responsable de los actos, es esa parte de la conciencia que unos pueden evitar y otros no, actualmente no cuento con la cifra si son mas los que siguen a su conciencia o son menos, pero esto cada uno lo sabe no hace falta enfatizar, a uno mismo no se le puede mentir. El ser responsable de las acciones quizá es la parte mas difícil del aprendizaje en carne propia, hay varias personas que he conocido que le echan la culpa: al tiempo, al gobierno, a su medico, al fisco, al clima, a su educación, a sus padres, a sus jefes, a alguien o algo en especifico. Pero de ellos la culpa no sera nunca, y pueden ser muy buenos profesionales pero su crecimiento humano no pasa de eso.

Las relaciones sentimentales son otro tema, ahí nadie puede ensañar a querer a alguien mas o mucho menos escoger a quien querer, mucho menos a detectar quien lo quiere a uno.

Para mi hay dos formas de verlo nada mas, las cosas teóricas se pueden aprender en cualquier libro y crear luego de un largo estudio, las cosas sentimentales no, su única cátedra es la vida y no hay tiempo para graduarse de ellas, cada cual lo hace en su propio tiempo y bajo sus propias normas. Simplemente no hay forma de como enseñar esto, aunque si se tiene el lujo de vivir y crecer en un seno familiar cariñoso y colaborador puede ser mas facil, pero repito igual no es una garantia.

O no le ha pasado, notelo, si le toma cariño a un perro, que no tiene ni los mismos hábitos de higiene que un humano, mucho menos habla el mismo idioma y es tan dependiente de su dueño, ¿como es posible que le tengamos cariño? y sin embargo ahi esta, deja de ser una mascota para formar parte de una familia, sus gestos de cariño son diferentes a los de un humano pero los aceptamos y entendemos, porque son genuinos. Así debería de pasar entre nosotros, probablemente tenga un familiar que no sea muy expresivo o bien tenga uno que lo llene de apapachos y caricias, otro que lo rellene de comida, puede que ese sea su idioma para transmitir cariño.

Simplemente hay que aceptarlo, y como vuelvo a decir no hay forma de enseñar esto, se tiene que aprender por cuenta propia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s