“quiéreme si te atreves”


– Solo puedo escribir este texto luego de reflexionar de golpe las cosas que han pasado por mi vida, dejo claro: es mi vida con mi interpretación –

Quien diga que el amor es para todos… no se lo creo, quien diga que cualquiera puede lograr todo, tampoco se lo creo, porque con lo que he llegado a ver, las personas que he llegado a conocer; sucede que en verdad los sueños se truncan, las alas se cortan y las realidades matan.

El amor es para valientes, si es un juego de riesgo donde la posibilidad de perder de manera estrepitosa siempre esta a la orden de la acción siguiente, esa tele frágil sostiene lo que parece imposible y mantiene lo que es insostenible, la confianza es esa palabra real que hace que lo etéreo sea posible, por eso es vital y solo los valientes confían, porque tienen todo que perder, llamenle como mejor les guste: un salto de fe, un deporte de riesgo pero busca el mismo fin: tener la certeza que existe alguien que nos acepta tal y como somos.

¿y como somos?

¿imperfectos?, ¿complicados?, ¿anormales?, bienvenido este es el primer paso para saber que la normalidad solo cabe en la individualidad… no hay otro ser igual a mi, (y espero que nunca exista de nuevo). La condición humana es una gran variable incontrolable, inmedible y en resultado es mas que una simple complicación.  Muchos ni nos llegamos a entender en lo que llevamos de vida.

Hoy me he dado cuenta que he sido un tirano, un tirano conmigo mismo porque no he buscado des-interesadamente mi beneficio, siempre ha estado pendiente de alguien mas bajo la premisa de que es lo que creo que me hacia feliz, y eso nunca me ha hecho feliz: religión, política, economía… tratar de entender situaciones que no puedo controlar y sobre las cuales no tengo ningún interes  en participar me han hecho poco a poco alguien que vive al pendiente de una realidad de la que no me creo parte, mas que en la obligación de estar al tanto del mundo que me rodea, a diario me despertaba con el zapato puesto sobre los hombros pensando en como sobrevivir el día que estaba aun empezando: precio de la gasolina, trafico, protestas, temblores…

Si, hay que saber donde estoy parado, pero nada mas, para mi no funciona saber a cuanto esta el euro contra el dolar aunque soy consumista directo de ese cambio, pero no puedo hacer nada mas: trabajar mas duro, mas horas en mas cosas, solo me van a hacer mas y mas miserable, si veo que el trafico esta complicado… llegare tarde al trabajo pero no puedo hacer mas…

Si me preocupo antes de tiempo gasto energías en acciones que no voy a cambiar de ninguna forma, si es por trafico  por ejemplo la solución es sencilla: mañana saldré mas temprano y punto por hoy ya no puedo hacer nada.

Igual es el cariño y es por eso que he sido un tirano, años tratando de no notarme porque había pensado que no soy “digno” de recibir cariño que “nunca es suficiente” y que requiere un nivel de compromiso al cual no creo estar calificado a corresponder… me había negado mi propia felicidad.

He defendido de estar, invertir o gastar tiempo con alguien porque es mi decisión, no  porque lo necesite en busca de algo, simplemente pasar un rato de reflexión, escuchar otro punto de vista o simplemente pasar el tiempo, en mi mente siempre estaba al tanto de decir la siguiente cosa inteligente, el comentario gracioso o la palabra que rompería el silencio incomodo por estar gastando el tiempo en pensar “y ahora que sigue”.

NO, ya no, la tiranía se ha acabado, cumplo un mes de ser alguien (que hasta ahora es) libre, haciendo las cosas con estructura pero sin presiones, ubicándome en el rol de empleado que me corresponde, siendo el compañero que me gusta ser (y no el que espero que sean conmigo), el amigo que quiero ser (no el que esperaría tener), en fin: siendo yo en cada momento de mi vida y en cada papel por el que me toca responder.

Y me siento mucho mejor, probablemente no gane la cantidad de dinero que quisiera, pero soy tan feliz como puedo ser, y hasta hoy gracias a Dios no me falta nada.

Como catarsis he visto que solo los seres humanos que conocen sus limitaciones llegan a superarlas mas no aquellos que creen que no las tienen, que las personas se casan pese a saber que pueden fracasar o que no se casaron bajo las mejores circunstancias y hoy por hoy ya cumplen 10 años desde esa decisión y cuando ven sobre sus pasos ahora están buscando como mejorarla, amigos que pese a tener el corazón mas remendado que cualquier carretera en Guatemala creen que hay alguien que se anime a circular por esa via y amigos que siguen enviando a personas que creen pueden caminar por esa ruta, y querer si se atreven.

Anuncios

2 thoughts on ““quiéreme si te atreves”

  1. mE gUstArIA sAbEr lA fEchA En qUE EscrIbIstE EstO!!, nO hAy pAlAbrAs mEjOrEs qUE tE dEscrIbAn O qUE dIgAn qUIEn ErEs….AhOrA sE qUE tE cOnOzcO qUIzA Un pOcOO!! tE qUIErO mUchO AmIgO cUIdAtE pOrfA..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s