Primeras impresiones,ilusiones y decepciones


Antes me solía suceder que prejuzgaba de cierta forma a una persona antes de llegar a conocerla o siguiera tratarla, luego aprendí que pese al efecto que podía causar en la primera impresión… no era generalmente el correcto.

De esa cuenta caían en decepciones porque para mi no eran lo que esperaba, es así como cuando de niños recibían un regalo que “les funcionaria” y no que “les gustara”.

O el caso extremo de llegar a salir con una mujer de bonita figura, que incluía el rostro pero no traía ideas propias, calculen mi decepción. Pero una de las mas grandes ha sido el hecho de conocer y tener que tratar con pseudo-profesionales con titulo comprado que se las llevan de héroes nacionales y sobre eso, a costillas del puesto, saludan con sombrero ajeno.

La primera impresión cuenta, y cuenta mucho; me he topado con personas que salen de un flamante automóvil (quizá no BMW o Audi) del año y no es por discriminar pero alquilan en Nimajuyu… como leí en una columna de opinión “todos te ven en la calle, pero pocos van a tu casa” cuidan mucho su imagen.

No me estoy olvidando de la otra parte, la parte en la que creemos que una persona es diferente  a lo que es, maximizamos sus cualidades por varias razones, probablemente la admiramos o simplemente nos gusta porque es la forma en que queremos que sea por nuestro beneficio, y de eso el ejemplo que se me viene a la mente es la película “al diablo con el diablo”; acá el personaje de Brendan Fraiser imagina que la chava que le gusta es de tal u otra forma y gira sus deseos en torno a eso, cuando en realidad nunca la conoció todo fue una ilusión.

¿les ha pasado?

La primera vez que invite a una mujer a salir, creía y esperaba que se pudiera hablar de ella sobre temas varios en lo que llegábamos al cine y podríamos tener una buena conversación sobre situaciones aleatorias, tenia yo que… unos 14, 15 años y resulta que en la entrada al cine note que tenia piojos… desagradable, me concentre en la película y nada mas simplemente ya no pude seguir, mi mundito imaginario no encajaba en la realidad que estaba teniendo, en mi mente “ella no podía tener piojos”, luego le di el beneficio de la duda, quiero decir “puede ser algo especial, veamos como es en su casa” y resulta que ella  ” bien católica”,  y en su casa su hermano pequeño era mas mal hablado que el mismo pepito… ahí termino de matar la ilusión.

Luego inicie a permitirme conocer personas aun cuando la primera impresión no fue buena, y si me equivoque VARIAS veces, y unas muy caras a cuenta de eso “gane” un amigo que era mas fanfarrón que Jhonny Bravo total no siempre se tienen todas las herramientas para escoger bien, lo que funciona con uno, no funciona con otro.

Una de las que mas me dejo como que pensando – que fácil es actuar- fue una conferencia de seguridad informática, dada por un “especialista en seguridad” que trabajo ya solo faltaba que en el CERN, y cuando vi su presentación… pase en negación un tiempo, creyendo que la forma en como la había dado era un insulto a la inteligencia de los que trabajamos en el medio, pensando que el había bajado tanto su nivel como si creyera que nosotros estábamos en etapa de neardental en lo que respectaba a seguridad, me molesto pero aun ahí creía que él tenia sus razones para haberlo hecho de esa forma. Para ponerlos en contexto es como que si un prominente guru de la cocina nos viene a enseñar a todos como hacer unos huevos revueltos… así me sentía.

Hay dos generalidades en esto, la primera es la que los otros aparentan y la segunda es el traje que nosotros le ponemos a la otra persona, y todo lo ireal tiene su parte dura que se llama realidad. Mantenernos en balance es lo difícil.

Por humanos tendemos a idealizar,  si vemos (en mi caso) a la mujer que nos gusta con otro sujeto creamos un mundo en donde a todas luces nosotros somos mejor que él, si es en caso de rompimiento pasamos mucho tiempo imaginando las razones o la razón por la que nos dejaron, porque eso es lo que duele: que nos dejen y por alguien que no creemos que valga la pena.

Hablando de relaciones hay una eterna mentira en la que seguimos creyendo: la conquista, ilusamente imaginamos que ese estado altamente atento, detallista, innovador, seguro, pulcro sera para siempre y si ya hemos pasado por eso un par de veces debemos saber que es… limitado ahí los “que aplican” no se muestran tal cual, simplemente el riesgo es muy alto porque todos (o la mayoría) saben de que pata cojean y eso es lo que esconden.

Ojala no les pase como a mi, que invite y logre salir con una mujer que me parecía impresionante pero poco a poco se le fue cayendo el maquillaje, saco a la luz sus defectos luego de criticar duramente los míos y no quedo nada mas y nada menos lo que era: un maniquí que usaba faja, lentes de contacto, extensiones de cabello, mucho maquillaje y bonita ropa, con el único ideal de conseguir quien la manteniera porque (en sus palabras) “eso es lo que ella merecia” espero que se haya encontrado alguien que se la mereciera porque si estaría difícil.

Luego de eso conocí a una buena amiga que me mostró que hay otro lado, un lado que vale la pena pero que depende de uno, “en las relaciones” me decía “siempre esperamos que el otro sea de tal y cual forma, pero nunca nos ponemos a pensar en la forma que somos nosotros cuando lo hacemos vemos que ofrecemos y si lo comparamos contra lo que pedimos notamos que no hay balance, pedimos mas de lo que podemos dar, o damos mas de lo que podemos recibir”, cuanta razón tiene. Ahora pienso en eso cada vez que conozco a alguien, ¿ seré yo lo que espera que sea? nunca lo sabré (o quizá si, pero prefiero pensar por lo general que no es así) pero trato de ser siempre yo, con todo: mis faltas de ortografía, mi mente desordenada, mi “tosca” forma de ser y pues claro mis palabras hirientes, pero a la par de eso le ofrezco integridad, confidencialidad, lealtad y honestidad, y a las/los que se lo ganan: cariño, confianza y muchas otras cosas mas. Pero no es fácil ahora ya no, aprendí a ser desconfiado y cauteloso; comprendo cuando también son así conmigo.

La vida nos enseña, y mejor si aprendemos rápido para entrar al siguiente tema lo antes posible.

El link al blog del amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s