a que todos tienen un lugar favorito

Claudia Palacios

Conocí un lugar que data desde 1976; cabe mencionar que el día en que invadí, habían perfumes de melancolía y viejas pisadas de quien solía habitarlo, que me hacían sentir una intrusa.

Pasaron los meses y cada vez un rinconcito tenia una de mis huellas, y es así en que los próximos 2900 días se convirtió en mi sitio favorito para callar y aprender.

Mi lugar favorito es de medidas relativamente pequeñas y desde que pongo un pie dentro, las palabras estorban, ni hablar de la tecnología que no cabe por la puerta porque al silencio no le hace falta; ni la internet, ni la televisión, ni la radio me causa tanto placer como cerrar los ojos y divagar; divagar por donde ya estuve, por donde no he estado.

La magia de mi lugar pude gratamente conceptualizarla, para resolverle a mi consciente tremendo misterio.

Las paredes son tan blancas pero…

Ver la entrada original 333 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s