pues escribe cada vez que llueve pero imagino que así son las emociones

Claudia Palacios


Llevo encaminado hacia el llanto este jubilo de un sinfín de hallazgos que confiman mi razón de ser, mi constate cuestionada directiz y mi no tan retorcida filosofía de vida que hoy me rige.

 

Incontables fueron las veces en las que observé desde la ventana y en la comodidad de mi ignorancia, a este jardín de la vida donde todo parece sucio, desgastado, malvado, ajetreado, corrompido, donde mi comfort se rehusaba al cambio. Una lluvia de tristeza, inseguridad o simplemente indiferencia.

 

Tengo en la boca un cautivante sabor que parece perecer por un tiempo y quejamas había sentido, un sabor que ruego e imploro reaparezca cada que los esfuerzos sean tan grandes; son esa clase de esfuerzos que solo el deseo y una voluntad firme pueden conducir y mas que eso, perseverar para lograr el cometido. Nada de este bendito disfrute fue cuestión de suerte; llamarle suerte sería…

Ver la entrada original 469 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s