Encontrando un lugar (30 años después)


Como el único arquitecto responsable de lo que se ha logrado edificar en 30 años de vida, el mundo para mi se mide en gigas, tareas y ciclo de procesador, le  he dado la vuelta al mundo ya no se ni cuantas veces, he prestado atención a pequeños detalles que ya no se si son importantes.

Le he exigido a mi mente mas allá de lo que estaba estipulado y a mi cuerpo un poco mas, sin cuidado… he caído  claro que he caído, y muchas veces como peso muerto,  sin soporte por la desconfianza que manejo, no es personal pero aprendí de mala forma a no confiar en nadie… y aun así confió, es la forma que aprendí a vivir.

Apuesto sobre mi y pierdo solo para mi, me es sencillo adaptarme al cambio porque no guardo nada para mi, vivo con miedo y en estado de alerta siempre asumiendo, siempre pensando lo peor… no lo se hacer de otra forma, analizo y me toma demasiado tiempo tomar una decisión  no se de que me cuido si de todas formas no tengo nada que perder, no considero nada mio y todo lo que tengo lo comparto.

Quizá no llegue a hacer nada, pero para alguien que nunca ha tenido nada… no es importante; y aun así corro con suerte, pero soy temporal y lo sé y no me importa.

Afectar una vida… si me lo preguntan ni siquiera he afectado mi propia vida, no espero un gracias, es mas los detesto no los siento auténticos; menuda desconfianza: – nunca es suficiente -.

Me mido por errores, no por logros

No me perdono, no hay excusas

No hay excusas, solo fracasos

¿quien en su sano juicio se arriesga por una causa perdida?, no lo espero pero intento aprender de las oportunidades que me tocan, disfrutar ¿para que? si no se puede mantener.

Merecer… ¡NO!, se debe de tomar y no por eso celebrar, por esto he sido: loco, delincuente, aprovechado, masoquista, desconsiderado.

Irónicamente estas cosas funcionan, o funcionaron mas bien, dejo de importarme lo que pensaran de mi y cada vez las recaídas fueron mas distantes pero las satisfacciones menos intensas.

Hoy me descuide, recordé mi lado humano dejando que las emociones se manifestaran y me siento al borde de perder el control, no le pueden dar a alguien emocional emociones, es como darle a un adicto una fuente inacabable de drogas nuevas e ilimitadas total ahora no queda mas que buscar como recuperar el control, y cual es la forma: abstinencia tal como si fuera un adicto, y en eso estoy desde hace un buen tiempo.

El des balance ha sido grande pero solo me queda un paso, el ultimo choque contra la pared estrellare un auto para pasar lo que siento a un nivel mas físico para poderlo interpretar, detesto no saber que hacer, detesto estar en descontrol, odio no tener un plan de contingencia.

Ha sido bueno, ha sido interesante pero prefiero la versión de mi que se vale por si mismo, no es lo mio exponerme y sentirme vulnerable quizá porque nunca lo he hecho y no escogí mal, me tope con alguien a quien no le importo y aunque ha sido duro las lecciones, palabras y acciones era lo que necesitaba por eso la escogí ahora solo me queda saltar del trampolín para caer sin saber si hay al menos abajo una cubeta, lo único que se es que hay suelo.

Voy a morir de nuevo y ojala sea para siempre, estaré bien… siempre lo he estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s