mejor dicho aun no lo se

El hoyo del Topo

Varias noches, el diablo se me apareció, y con la misma perseverancia con la que se caracteriza la maldad, insistía en provocarme los mas ínfimos y desgarradores temores; se mostraba de las formas más horripilantes, me maldecía con las más terribles palabras, buscaba mi peor defecto y lo hacía parecer el perpetuo temor de mi cordura; todo esto, era una pérdida para su tiempo, pues no me atemorizaba, no me molestaba, no me sacudía, no me afectaba; su peor castigo, no me importaba.

Una noche, la última de su triste intento, se me apareció, y con una voz hiriente y de resignación, me dijo:

“Es todo, no puedo hacer más contigo, por más que me esforcé en que temieras, en que dudaras, en lastimarte, en despreciarte, en destruirte, no lo logré, ¡He fracasado!

Pero eso sí, y no hay nada peor que sepas esto, yo no logre lo que tú…

Ver la entrada original 94 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s