Personas especiales


ventaFelicidad
vendedor felicidad

 

Encontré esta imagen compartida en mi muro de facebook esta mañana, me ha hecho pensar en esas oportunidades especiales que he tenido al compartir con gente que aun al ser corto el lapso de tiempo que pude llegar a compartir me mostraron un lado de su vida sobre el cual quiero compartir.

Mi abuelo por el lado materno fue un hombre que disfrutaba dar, y cuando digo disfrutaba me quedo corto: tenia la necesidad de dar aun lo que no era de el; esa era su naturaleza, le acarreo mas de un problema pero nunca se negó a ser como el creía y sentía que debía ser, su sonrisa siempre contagiaba, y casi todos los que le llegaban a pedir ayuda quizá ya no los volvía a ver pero por ese momento el era lo mas importante que llegaron a conocer.

Mi abuela materna por el contrario creía firmemente en el trabajo duro y en el aprendizaje de un oficio para subsistir, nada en esta vida para ella era gratis y siempre se debía de hacer “cabecitas de pollo”  que era como le llamaba a los nudos de dinero hechos con pañuelos que colocaba cada vez que algún dinero extra le llegaba, con esas cabezas de pollo logro sacar a mas de 5 hijos, 1 casa y el funeral de ella y  mi abuelo, aparte del mantenimiento diario de una vida de mas de 70 años.

¿Qué si fue feliz?… Mi abuela tuvo la oportunidad de viajar al extranjero y conocer otra cultura, pocas son las veces que recuerdo haberla visto sonreír tan libremente como mi abuelo pero ella creía en algo: todos merecen ser felices aunque ella no lo entendía o lo había conocido poco.

Tuve también el gusto de conocer a un informático que se la pasaba enseñando en lo que antes era el IRQ (hoy algo similar a lo que esto sigue siendo son los chats de google, facebook, no crean que esa idea es nueva), educando, ayudando, resolviendo dudas porque eso lo hacia sentirse bien.

Otro que es fotógrafo que compartió una gran cantidad de fotografías históricas y lo sigue haciendo, el hace feliz a muchos con su recopilación y trabajo por lo que no gana ni un centavo.

Wogker, el fundador de agujero.com que me dio un lugar gracias a su idea y me fui animando a hacer lo que hoy me ayuda a sentirme bien.

Muchas vidas son tocadas a diario por ideas, sencillas pero funcionales como pasatiempos, como válvula de escape, Twitter la ha cambiado la vida a muchos, en mi caso compañeros que eran muy tímidos resultaron ser seres pensantes que se expresan muy bien por esta herramienta. Facebook hizo lo mismo, tumblr… y puedo seguir.

Unos hicieron dinero, otros regalaron su idea para el bien común, vendedores de felicidad que mas de algunos aun no la ha conocido pero no por eso evitan que otros la experimenten.

 

Sean buenos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s