Charlas entre una Cena


Entre una sabrosa pechuga de pollo a la miel, con una pasta acompañada de salsa especial una platica se fue hilando poco a poco, Filantropia fue el tema con el que se inicio todo.

Las obras sociales del Hermano Pedro es una organización sin fines de lucro que entre muchas otras cosas cuidan a adultos y niños con problemas mas que especiales, niños mas que todo que tienen retraso mental, impedimentos físicos que los hacen requerir atenciones especiales, mi comensal atendió a una cita para conocer la labor que en esta organización se hace y quedo mas de sorprendida de la dedicación que tienen las personas que laboran o realizan voluntariados dentro de sus puertas cuidando a bastantes niños, discutimos acompañados de una buena taza de chocolate lo que a mi punto de vista es uno de los principales temas cuando alguien visita lugares como este o como el hogar para ancianos cabecitas de algodón, para mi es bueno que conozcan lo que se hace por la voluntad de hacerlo y que bien que participen hagan actividades, lo que no me agrada es que no regresan mas…

Le extendí mi punto de que veo que las iglesias crecen, se multiplican y al mismo tiempo las personas con necesidad tienen mas y mas necesidad, REAL necesidad porque no tienen quien por ellas, los grupos católicos, evangélicos, mormones… podrian aportar mucho mas si cada grupo patrocina uno de tantos lugares que hay. Fuéramos otra sociedad, no es que solo así se pueda ayudar, indigentes, personas afectadas por el accidentes naturales, problemas necesitan ayuda… 

  • Donar ropa
  • Donar tiempo
  • Donar trabajo (actividades) 

Solo por el placer de hacerlo, es algo que no es común, pero lo que si es común es ver buenos celulares, buenos carros, vasos de “Starbucks”, ropa de marca… y queremos que Guatemala cambie.

Esa charla me llevo a hacerle una pregunta, ¿los perros tienen alma?, la respuesta de ella fue “no, y en la Biblia no dice que la tengan”, cierto, en la Biblia no dice que si, pero tampoco dice que no. 

10525841_506788069421154_546172851106300293_nY no caeré en la discusión que nos llevo por casi 45 minutos a recorrer pasajes bíblicos, criterios filosóficos y ciencia, diré como acostumbro en este blog, a contar mi propia experiencia y lo que observo.

He observado que ningún animal mata por odio, digamos por arreglar un problema a alguno de su especie, mata a especies diferentes a el por alimentarse por vivir, ¿como aprenden a que no deben de comerse entre ellos?, me dirán los insectos si, algunas especies de alacranes lo hacen, pero también ellos lo hacen por sobrevivir. Es muy difícil que un humano de la vida por alguien mas, no digamos por otra especie, hoy el ser humano es el responsable de las especies extintas (que corresponden a nuestra época, nada de andar saliendome con la foto de Spilberg posando a la par de un Triceratopos aludiendo que lo mato), pero es fácil que un perro se coloque en medio del que atenta y el atentado, si no han visto la tristeza en un perro de la calle, la alegría de ser recibido con un cariño autentico que algunas veces cae mal por lo emotivo del tema, y el dolor que causa que tu mascota muera, por lo menos a mi no me quedan dudas que un perro tendrá alma.

No se le enseña a ser feliz, no pasa mucho tiempo triste, si es tu compañero es tu compañero y no cambia aun así viva solo 3 años o viva 17, he visto a perros huir de la casa donde vive, he visto perros buscar mejores condiciones de vida, todos los callejeros lo hacen, he visto perros cuidando el cuerpo de su compañero de especie muerto atropellado por un insensato que cree que la vida de un perro vale menos, he visto como comparten sus alimentos, he visto el respeto que le tienen a las hembras, también la confianza que nos tienen.

Las películas de Karate Kid me traen buenos recuerdos, la 4 no fue particularmente significativa pero tiene dos cosas que aun recuerdo claramente, la escena donde la aprendiz del señor Miyagui en plena cena ve a una cucharacha y ella inmediatamente la trata de matar con un zapato, la reacción del monje es inmediata y la protege, ella no lo entiende y es cuando el señor Miyagui explica que para ellos toda vida es sagrada, los monjes le dan un castigo en un voto de silencio y no le vuelven a hablar hasta que la encuentran entrenando en su salón para orar con música a todo volumen, ella apaga su radio y un monje se acerca y lo enciende y se ponen a bailar, Miyagui dice “no confíes en una persona que no cree en un Dios que no baile”

Es mi punto de vista, no querré menos a mi comensal por no compartir mis ideas, pero le exprese mi preocupación al no tener argumentos por los cuales no cree que los perros tengan alma. He visto gallinas preocupadas, adopciones entre especies, a animales dar la vida por otros (incluso hasta seres humanos), y ningún animal ha puesto a tantas especies en peligro de extinción como la raza humana, ningún animal nunca mato a tantos como para desaparecerlos y que no haya nada mas, pero es bueno saber que somos la raza dominante, ¿si los animales no tienen alma? ¿porque un humano si?, ¿porque somos tan especiales? ¿porque ellos son tan diferentes? ¿porque no van al cielo? ¿O que? ¿Creen que en el cielo solo se encontraran a personas?.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s