Esta historia no es mía


Esta historia nace de una conversación trivial por teléfono, un amigo llama para contarme una experiencia que hasta poco la tenia atesorada (si aunque no lo crean muchos hombres atesoramos momentos).

No seria la primera vez que escucho algo similar, muy a manera de reclamo, ahí por la etapa en que justo nos da cuando estamos por entrar a la pubertad que muchos tenemos una amiga que es bonita a nuestros ojos, o tiene ese “algo” que nos atrae por razones desconocidas (sin llegar a ser sexosa la atracción), es el simple <<pasársela bien>> se tiene una amiga que se añora que llegue el fin de semana para verla, jugar con ella o simplemente ir a la tienda; se genera ese deseo de verla nada mas y quedar para el siguiente fin de semana.

De esa chica hablo, ¿sera un “crush”‘? aunque no tiene lógica porque al paso del tiempo el recuerdo es siempre el mismo, esos momentos son recordados “bonitos” y placenteros siempre sumándole el ¿que habrá sido de ella?, ¿donde estará? y un suspiro.

Pues esta es la historia de la vecina que tiene una prima bonita, que de vez en vez llega de visita en la colonia, las edades entre los 11 a 13 (todos sabemos que las niñas maduran antes que los varones), y se forma el grupo del sábado por la tarde en que se juega “tenta” y al estar entrada la noche “escondidas”, arranca cebollas, o solamente se pasea al perro, o bien se juega en la palangana del pick up del papa de la vecina.

Así pasan rápidamente 2 años, hasta que la vecina se muda y nos quedamos con el deseo de pues, saber de la prima… La vida sigue, el personaje se casa, tiene a su hijo, su esposa, sigue viviendo donde siempre vivio y de repente por la magia de la tecnología en el “facebook” parece, ¿puede ser posible?… Sí, si es, es ella, como muchos ha engordado un poco, viajado bastante, tiene fotos de disney, SixFlags…, tiene una buena vida, hijos y un … bueno a eso se le puede llamar esposo pero ella se ve feliz.

La ansiedad hace su trabajo y no se resisten las ganas de enviarle una solicitud de amistad, la cual al paso del tiempo no hay respuesta.

La vida sigue su curso. Entre tanto la esposa de nuestro personaje ha ido subiendo de puesto en la organización en la que trabaja, su vida profesional florece pero tiene una nemesis que le resta fuerza, ella el esposo de la misma, ambos trabajan en la misma organización y la esposa de nuestro protagonista piensa que hasta se ponen de acuerdo para perjudicarla, uno es pesado, grosero y la otra es fastidiosa/arrogante, toda una pareja tal para cual; pero sin embargo la esposa del protagonista logra llevar su vida de la mejor manera posible sin permitir que el ambiente laboral pese de mas ayudándose de contarle a nuestro protagonista los ultimos acontecimientos de la vida de esta peculiar pareja.

Pos la vida como es, la prima de la vecina responde por mensaje la solicitud de nuestro protagonista “¿quien eres?” dice el mensaje, por la ansiedad nuestro protagonista se desarma contando los recuerdos que el atesora, “yo era el vecino de tu prima de la colonia tal, jugamos muchos días en el pick up del papa de mi vecina, fuiste mi primer beso y te lo dije…” y ella “lo siento no te recuerdo, si tenes una foto quizá”

Nuestro protagonista queda devastado “¿como es posible que no se acuerde?, momentos tan bonitos que tuvimos”, pero consigue una foto vieja que escanea y se la envía, ella no recuerda nada. No acepta la solicitud de amistad en “facebook” so escusa de como esta la situación actual. Para nuestro protagonista al menos sabe ahora como esta físicamente, se alegra que este bien pero le molesta de muchas formas que ella no recuerde lo que fueron juntos.

La vida permite que pasen otros dos meses.

En una platica nocturna, la esposa de nuestro protagonista le muestra unas fotos del convivió del año que paso, porque la parejita peculiar la tiene hasta la coronilla y necesita desahogarse, va pasando las fotos hasta que encuentra una que le muestra inmediatamente a nuestro protagonista, a quien pese a que la distancia es larga y la resolución no tan buena distingue va distinguiendo la figura de la mano de los ademanes de su esposa para ejemplificar lo gordo y fofo que es el esposo de su nemesis, le cuenta la historia que esta “mujer” llego a trabajar de secretaria, se engancho al gerente porque era bonita y cusca casándose con el, ahora la colocaron de encargada de un área de la cual depende de la gerencia de la esposa de nuestro querido protagonista por lo que no la puede despedir, porque el jefe de ella es el esposo de la nemesis… “estoy perdida” dice ella, “pero te voy a enseñar quien es”… Continua buscando entre las fotos hasta dar con una imagen mas o menos buena de ella.

Lo que me gusta de la vida es que es mucho mas creativa que la imaginación, las cosas que uno pasa difícilmente se inventan porque para nuestro protagonista la nemesis de su esposa era la prima de la vecina que el añoraba y le acababa de decir que no lo recordaba, ellas dos llevaban trabajando juntas los últimos 8 años, nuestro protagonista siempre supo donde andaba la nemesis de la esposa pero como el recuerdo que tenia de la prima de su vecina era otro, ¡jamas la asocio!.

Ahhh la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s