Resucita!

hace falta que escribas mas

Claudia Palacios

Desgarrando de a poco el motor que me ha orientado toda la vida,

con la expectativa en las nubes que todo lo mejor esta por ocurrir

con la confianza plena puesta a quien siquiera comprende lo que eso implica,

el menosprecio, el rechazo y el abandono son cada vez más palpables.

Solo quien ha probado el amargo sabor de la derrota, valora lo que tiene a su favor,

no existe fuerza capaz de madurar el pensamiento y que corra a entender tal experiencia,

resta dejar caminar y recorrer, y tropezar y finalmente, vivir.


Alborotadas las ganas y muertos los sueños,

enterrada la verborrea con etiqueta de promesas inconclusas,

Los milagros existen y se presentan en forma de vacío en la memoria,

ligereza de pecho y de ausencia de ojeras,

resulta sobrenatural el bálsamo para el alma

ÉL se ha manifestado y no existe forma de malentender el mensaje,

se distingue con…

Ver la entrada original 7 palabras más

Desde la vida sin ti

Pocas personas tienen la oportunidad de vivir dos veces el mismo evento, para quienes no saben el costo de poder hacerlo nunca entenderán el precio de vivir varias vidas varias veces, ¿una maldición?

Termino este capitulo de mi vida contigo a mi lado, tu no tienes la idea de lo que ha sido para mi esta experiencia, no las demás; pero no importa, todo lo que cuenta es que tú estas acá y ahora tal como has estado antes.

No fue fácil debí de perderte muchas veces, hasta que entendí que tenias que hacer que pasara… pero no sin antes yo debí aprender a mostrarme; fue un precio alto, muchas vidas pasaron, recuerdo la vida en la que fui miserable… ¡fue mi primera vida! marchaba todo bien hasta que llegue a conocerte, mi mundo cambio y hasta el final que solo llegue a conocerte; pero nunca te tuve… ese final fue patético.

Otras vidas más te obligue a ser mía, me hice tan indispensable para ti aprovechándome de todo lo que aprendí en mis vidas pasadas.Para hacerme parte vital en tu vida, tan vital que fuiste dependiente, me ahogue, no pude manejar ni mi vida ni la tuya. Para mi siguiente oportunidad decidí que lo mejor era no llegar a conocerte, evitar a toda costa que nuestros caminos se cruzaran y así lo hice, grave error… todo ese tiempo recordándote, añorándote, no pude sacarte de mi cabeza, fue el segundo peor error que cometí, casi muero de tristeza.

En otras oportunidades entraste a mi vida como un relámpago, me gustaba observarte una vez que te encontraba sin involucrarme, solo viéndote pasaron varias oportunidades hasta que comprendí que sin yo ser parte tuya podías tu ser parte mía lo que me lleva a esta ultima vida: jamas imagine que esta seria mi ultima vida, nadie nunca me dijo que se acabarían, estaba mentalmente preparado para mi siguiente oportunidad y mejorar lo que hicimos en esta… nadie me dijo que esta era mi ultima oportunidad simplemente lo sé, esta vez que duerma ya no despertaré.

Yo necesite un sin fin de oportunidades para aprender lo que tu naciste sabiendo: “la vida es una y el día que no mueres es el que vale vivir, no vale la pena mantener remordimientos y el clásico si hubiera podido hacer, ¡hoy estas vivo hazlo!”.

Dejaste de vivir cuando moriste pero gracias a tu enseñanza viví mas que en todas mis vidas pasadas… ya no nos volveremos a ver, estos dos años sin ti, sin tu verdadera tú, sin la que considero la pareja de mi vida se fueron como agua, hice todo lo que quise hacer, lo que me enseñaste… espero me hayas observado.

No creo que desperdicie nada… me hiciste blando y al yo aceptarlo soy mas fuerte, no tenia alternativa ya no estas acá.

Ahora podre dormir por siempre.

Me canse de tratar de vivir en el olimpo

captura-de-pantalla-2015-09-17-a-las-13-59-10

Ese lugar mítico donde todo es “bueno”, todo tiene “clase” y es exclusivo, donde hay que llenar esa sarta de requisitos para poder  compartir nada con gente que no quieres hacerlo.

El Olimpo viene siendo esa casa donde te exigen un montón de modales para comer un plato del que la comida te cabe en un dedo y debes de dar infinitas gracias por ese privilegio, donde todo tiene un precio el que debes pagar con cara de “no me importa porque no lo quiero”, debes decir que el caviar es el mejor manjar que existe y todo el que no lo comprenda no es digno de estar ahí.

Imágenes fraccionadas de una realidad que no es ni siquiera en la que viven porque regresan a sus casas y no saben porque se sienten mas miserables que uno, deseos incumplidos porque la traición esta a la orden del día, cero confianza de cualquier lado y las alianzas temporales son necesarias para sobrevivir. Es ese lugar donde si tu carro no cumple ciertas expectativas eres mal visto porque empiezan a “solicitarte” que mereces algo mejor; la imagen acá manda, no lo que hay debajo de ella. Debes tener tu membresia “gold” de un gimnasio exclusivo aunque no asistas pero debes de hablar como que no lo necesitas pero igual lo tienes.

Tiene sus cosas buenas, al final te enseñan cosas, conoces lugares y ves en realidad lo que la imagen puede afectar a una persona, al inicio todos son “bonitos” pero pasas un día y eso es peor que un pez muerto, los que se creen jefes, los que quieren creerse jefes, y los que se alían para que alguien llegue a ser jefe… es un trabajo aparte.

Me retiro del olimpo porque nadie merece “vivir” así, en ese cuento de hadas donde nada es real, donde no se pude disfrutar de una tortilla tostada con frijoles volteados y mucho queso fresco, donde beber horchata con pepita no sea una lluvia de miradas inconformes y beber agua pura de mi pachón “avon” no obligue a que me digan “debes de cambiarlo”.

Me gusta donde estoy y no es por conformismo, es placer, se trabaja a diario, se vive a diario rodeado de personas “reales” sin problemas inventados a las que se pueden ayudar y las que se dejan ayudar, no te cuentan los problemas solo por presumir que pueden “salir solos de ellos”

Visto una playera blanca y tenis comodos, ropa fresca muy usada pero limpia y me preocupo de lo importante: vivir sin molestar a nadie y ayudar al que se pueda, no me quita 5 horas de mi vida a la semana pesando que vestiré la semana siguiente.

Admiro quienes viven entre tanta imagen e imagino que nunca dejaran de hacerlo porque vivir en el olimpo es ver hacia abajo… cuando lo que ves es un reflejo de lo que esta arriba, apreciar apariencia, valorar imagen, creer en cuentos de hadas…. no es vivir sobre otros…

El olimpo podría ser un lugar mejor, siempre ha existido y necesita existir, las peculiaridades y extravagancias de personas que lo ven normal nos mantienen reales hasta el punto que son necesarias, yo me quedare en la parte donde me enseñen algo, donde a quien le caigo mal me apuñalara sin miseria, donde a quien le gusto me lo hará saber, donde recibo un verdadero abrazo (cada 29 de febrero quizá pero sera autentico), donde no abundan las llamadas telefónicas pero cuando hay es para pasar un rato inolvidable, mi mundo no se rige en publicar todo en redes sociales, donde llego a un restaurante y el encargado me abraza y me brinda una cerveza fría, donde lo bueno es gratis y los recuerdos se escriben en piedra y no en instagram o tuiter, donde no necesiten sorprenderme a diario con cosas nuevas sino que aprendí a ver lo bonito de lo ordinario, donde viajar al trébol o a la terminal, es tan bueno como ir a Reu o a Coban tanto como ir a Grecia o París, porque es mas fácil ir a Xela que buscar ir a Colombia.

Quiero seguir viviendo en donde un “te quiero” cueste que te lo digan pero cuando te lo dicen es para siempre porque te lo has ganado.

Felices fiestas.

La eterna batalla

Imagino que somos luchadores por naturaleza, al fin y al cabo la lucha inicia casi desde que nacemos, luchar por aprender a distinguir el frió del calor, el día de la noche, el hambre del sueño… no se vuelve mas sencillo a medida que crecemos.

Aprendemos a diferenciar las palabras según el idioma de nuestra área geográfica y nuestro mundo se inicia a expandir, de nuestros padres  y casa pasamos a un colegio con compañeros, maestros, directores, pilotos de bus, dependientes de tienda… el mundo sigue creciendo; hay mas y mas carreteras, trabajos, oficios, lugares. Pasamos por las clases asignadas, leer y escribir ya son armas que todos tienen, necesitamos nuevas armas, mejor si son diferentes.

Vemos que compañeros son buenos pintando, otros haciendo música, en deportes, otros saben de todo lo que hay que saber en cada clase… y estamos nosotros aun averiguando en lo que somos buenos.

Pasan los años, la disciplina es otra arma que todos tienen, pasión, dedicación, ideas ¿como competir contra lo que para todos es normal?

Hora de elegir carrera, las clases se incrementan, a eso se le suman las relaciones sentimentales, aprender a manejar los rechazos, quizá haber superado enfermedades como sarampión, varicela o alguna otra cosa rara que solo a los niños les da, nuevamente es hora de elegir carrera, ahora en la universidad, si la suerte te acompaña quizá ya sepas que quieres o debes estudiar, has pasado tu vida metido entre responsabilidades que vienen con un manual de instrucciones cada año, si tienes mala suerte te toca elegir carrera aparte de trabajar; si la mala suerte es mayor trabajaras en algo que no tiene nada que ver con lo que decidiste estudiar pero la vida sigue.

A este punto muchos ya tienen definido que harán, o ya están encaminados; de igual forma estas en el mismo barco que solo tiene una dirección: “hacia adelante, no hay marcha atrás”, tu futuro se esta construyendo hoy.

Entre relaciones sentimentales, traiciones, problemas de dinero tu vida se desarrolla, batalla tras batalla, lección tras lección posiblemente aprendiste a ser cauto o bien impulsivo, o eres de esa especie rara que tiene un balance místico difícil de identificar como una gema preciosa de la que todos hablan pero que nunca nadie ha visto, solo sospechan que existe… no puede ser, tanta buena suerte no puede ser que tú, de todos los humanos que hay… ¿tu? ¿un ser especial?, creciste con eso desde que aprendiste a reconocer palabras que salían de tu mama: “eres único”, “eres especial” pero luego de tanta guerra ¿es posible?.

No eres alto, no estas en forma… ¿que especial puedes tener?, el poder de casi llegar a los 40 y estar consciente porque nunca te has embriagado y has vivido cada pendejada plenamente anuente de lo que estas haciendo ¿es eso un privilegio o una reverenda estupidez?. En fin, acá estas parado en la puerta de los 40 años aun averiguando en lo que eres bueno.

Deberías de estar casado, tener un hijo, haber escrito un libro, plantado un árbol, pero no… lo que te ha tocado es:

  • Lidear con personas enfermas que posiblemente mas de alguna ya murió
  • Manejar deudas (tarjetas de crédito, prestamos…  tu carro)
  • Sobrellevar relaciones fracasadas, porque terminaste tu o te terminaron a ti
  • Citas con el dentista
  • Manejar los despidos laborales
  • Despedir personas
  • Estar hospitalizado
  • Manejar los seguros (de vehículo, de vida… son la misma cosa)
  • Tocar fondo
  • Abrazar el éxito
  • saber lo que vale un “te quiero”
  • saber lo que duele una traición
  • haber traicionado
  • haber sido traicionado
  • estar desempleado
  • dejar desempleado a alguien
  • tener hambre
  • tener frió
  • entregar el corazón
  • sentir que te quitan el corazón
  • haber fallado
  • haber fracasado
  • llorar
  • ver a la persona que mas quieres llorar
  • hacer reír
  • reír
  • entender la desesperanza
  • entender la soledad
  • quizá sepas cocinar (o al menos no morirte de hambre)
  • Sentir el usar un traje
  • dar gracias
  • que te den las gracias

Si esperabas ver títulos académicos o logros profesionales… lo lamento, la mayoría hoy ostenta de eso y no por eso son personas completas, hay muchos que creen que viajando, comprando, gastando es sinónimo de éxito y poder pero son pocos los que dan sin recibir nada a cambio por solo el placer de hacerlo porque saben lo que cuesta.

Nuestra lucha quizá no sea de conquistar el mundo (Alo Hitler), o encontrar el secreto del ADN, posiblemente nuestro tiempo no pase de 30, 40 o 50 años sin muchas adquisiciones materiales, pero dejaremos una huella imborrable en mas de alguna persona al enseñarles algo que tardamos en aprender 1, 2, 5 o 10 años, para que sepan el costo, sin que tengan que pasar por lo que nosotros pasamos, esa es la verdadera batalla, esa es la verdadera herencia.

Ser bueno es lo especial en un mundo egoísta, porque ser bueno es lo mas caro.

¡Sálvame! Fotografías en la frontera de la vida

fotografías que impactan, historias que deben de ser contadas

Kurioso

.

El hombre es un ser social por naturaleza. Un depredador de sentimientos. A pesar de todas las guerras, desastres humanos y envidias innatas buscamos, ante todo, proteger y amar a nuestros semejantes; defenderlos hasta de nosotros mismos. Es precisamente en esos momentos de desgracia, crueldad y aventura donde surgen las historias más emotivas. Historias de supervivencia, de encuentros, de rescates, de dolor, de tragedias… A continuación una colección de instantáneas más o menos desconocidas que tratan de retratar ese increíble momento humano que tan bien nos define ante una situación límite.

.

El último abrazo

YHoiqz7Fuente

.

29 de Octubre de 2013. Dos ingenieros de 19 y 21 años que se encuentran reparando un molino en Ooltgensplaat (Holanda) son sorprendidos por un cortocircuito que provoca un incendio masivo en la góndola, a 67 metros de altura sobre el suelo. El fuego corta la línea de evacuación. Un cable que…

Ver la entrada original 1.893 palabras más

Somos humanos

No hay fundamentos que basen y definan lo que es un humano, salvo que solo los humanos cometen tantos errores (y eso que hay vídeos de animales cometiendo errores así como aciertos), libre albedrio (hasta las plantas entre ellas siendo de la misma especie son diferentes) y alma, (muchos insisten en que los animales no tienen alma).

Sentir frio, calor, cariño, esperanza, desesperanza una gama de colores de emociones, ser malos, ser buenos, tener un concepto de conciencia sobre uno mismo, sobre la especie humana, sobre el medio ambiente; trabajar, comprar cosas, alimentarnos, enfermar, curarnos, crecer. Todo viene dentro de un mismo paquete. ¿no es que estemos programados?

Inventar, destruir, estudiar, luchar por tener algo mas, regalar lo conseguido, negociar, canjear, reproducirnos, es lo que nos hace humanos. Cuando llegamos a la parte de catarsis para ver si el camino que llevamos recorrido nos satisface o no para reajustarlo o acomodarnos al final el mundo necesita de todos.

Los escritores, inventores, constructores, jardineros, campesinos, músicos, escultores, fotógrafos, transportistas, maquinistas, aviadores, negociantes, comerciantes, médicos, abogados, científicos, locos, ladrones, psicólogos, banqueros, ruleteros, basureros, militares, gente negativa y positiva, religiosos, agnósticos, populares e impopulares, amigos y enemigos, de todos.

La naturaleza es una, aunque la naturaleza humana sea mas irónica que las otras, todo tiene un orden y un propósito básicamente una razón de ser, hasta los suicidas tienen un lugar como ejemplo.

Humanos al fin, embebidos con su propia magnificencia, dueños de su propio mundo y el mundo de los demás posesivos de forma natural y celosos por ser prácticos, normalmente locos que dictan un montón de normas para luego romperlas y hacer nuevas en función a las que rompieron si no fuera así no fuera natural.

Al final, lo que nos hace ser humano son nuestras anormalidades y el mundo sigue girando.

Solamente la verdad

Aun cuando una persona este convencida de que la verdad es el único camino, recibirla no es un regalo grato; creemos con fuerza en un deseo que es desencadenado por una acción para que culmine en nuestra expectativa, el deseo es tan fuerte que tergiversa la realidad haciendo que un grano de arena sea una playa completa, nubla nuestra vista evitando el poder ver la realidad.

No es la acción de que por querer a una persona real la que evita que “queramos” es que asi nos hacemos menos daño, 11427212_1024899774200716_3459802978663816969_nviene siendo esto como “pedirle peras al olmo”; he visto casos serios de esto, donde por conveniencia, por egoísmo por propiedad estamos o están con nosotros “seres queridos” que solo cumplen una básica función que puede ser

  1. Compañía (no estar solos)
  2. alimentar nuestro ego
  3. sentirnos confiados
  4. Tener una propiedad y sentirnos todopoderosos

Y otras razones mas, pero que sea cariño… raras veces lo es. Con esto no quiero decir que las personas no puedan o quieran cambiar, unas cuantas quieren cambiar otras mas simplemente no pueden; esto me lleva a pensar que tanto nosotros mismos nos conocemos, a que grado de conciencia individual llegamos para con nosotros o ¿acaso nos da miedo conocernos?

11390549_1024899764200717_7377041054019234066_n

Caer en nuestra realidad no es algo que sea mas cómodo que nos digan nuestras verdades, lo que he visto como humanos es que tendemos a negar esas criticas que vienen de personas que quieren que mejoremos negando a hacer las cosas o resistiéndonos simplemente porque al final es lo que todos esperan que no hagamos, porque humanamente entendemos que si alguien que nos quiere nos dice que lo que estamos haciendo esta mal esperamos que se detenga o que al menos cambie de dirección para mejorar, irónicamente nos vamos contra la razón aduciendo que:

  1. Sabemos lo que hacemos
  2. Es nuestra vida y solo nosotros sabemos el porque actuamos como actuamos
  3. No necesitamos explicar nuestras razones

Y otras muchas mas.

Luego nos damos en toda la cara y no tenemos como regresar las cosas, los “lo siento” no ayudan o no se son suficientes, “perdón” se queda corto y sin embargo nos vuelven a recibir, ¿seria mas fácil evitarnos el bochorno desde un inicio?

Sumidos en una doble moral, donde queremos que sean sinceros con nosotros pero no lo somos con nosotros mismos, donde exigimos la verdad cuando no sabemos que la podemos manejar, cuando gritamos a los cuatro vientos que nos gustan las cosas como son, pero si alguien nos pide que por nuestro bien cambiemos algo… nos resistimos hasta la muerte.

La verdad, ¿que es la verdad?